lo último
Jan de la Rosa en el Parlamento de Mujeres | Foto: Cortesía
Jan de la Rosa en el Parlamento de Mujeres | Foto: Cortesía

¿Por qué voté a favor de las infancias trans?

Por Jan de la Rosa

CDMX 29ABR2019

La iniciativa de Reconocimiento de la Identidad de Género Autopercibida para Personas Menores de 18 Años, aprobada por mayoría en el Parlamento de Mujeres de la Ciudad de México es vital y urgente para una comunidad cuyos derechos se están obteniendo a cuenta gotas, en un mundo donde otorgarlos se condiciona hasta sus últimas consecuencias, y los “pero” son de todos colores y sabores.

Por la reacción a la iniciativa en redes sociales (e incluso el mismo Parlamento) pareciera que se trata de una invitación al caos, la irresponsabilidad y fin de los tiempos, que tiene que ver con adoctrinamiento y que no se resuelve nada con su discusión y ahora, inclusión en la agenda de trabajo de la I Legislatura, a través de la Comisión de Igualdad de Género que preside la diputada Paula Soto, pero esto no puede estar más lejos de la verdad.

Algo he descubierto en estas discusiones más o menos agresivas, con tonos que van de la ignorancia a la transfobia abierta y declarada, y es que por esto mismo es relevante que la iniciativa exista, ya que apoya a una población cuyo valor simbólico está ligado con conceptos morales de pureza, indefensión, e ignorancia: la niñez.

Lo que me dice la reacción es que el privilegio de algunos, y la cabeza dura de otros, no es capaz de percibir la importancia y necesidad de legislar en derechos humanos teniendo siempre presente el principio pro persona: un criterio que rige al Derecho en materia de Derechos Humanos que consiste en preferir la norma o criterio más amplio en la protección de Derechos Humanos y la norma o criterio que menos restrinja el goce de los mismos.

Que se atienda el cambio de documentos identitarios para la población trans mayor de 18 años de forma administrativa pero no sea posible hacerlo en la infancia y adolescencia por la misma vía (sin diagnósticos, sin careo de expertos, sin necesidad de probarlo ante jueces), atenta contra el principio antes mencionado y se trata de una forma de discriminación institucionalizada en función de la edad.

También hace parecer que la necesidad de hacerlo no tiene estas dos dimensiones: primero, es mundana (esta es una iniciativa tiene que ver con incisos del Código de Procedimientos Civiles y reformas al Registro Civil, leyes secundarias con obstáculos y excepciones que deben revisarse, cosas controversiales desde siempre, dijo nadie nunca) y segundo, es poderosísima para que los pocos casos de infancias requieran de estos servicios, bajo el consentimiento de padres o tutores, puedan acceder a ellos, lo que permitirá a su vez asegurar una educación y vida libre de violencia y, por sobre todo, el reconocimiento de una persona que nos dice, en acción y sus propias palabras, quién es y cómo quiere presentarse ante el mundo.

Entendí, también, que aquéllos en contra declarada no son padres, parejas, doctores, terapeutas o amigos de personas trans, que no tienen un conocimiento más que teórico lejano (y selectivo) de las necesidades de la comunidad, y que por sobre todo, están cómodas con un status quo que atenta contra una población entera.

Esa no soy yo y por eso voté a favor, argumenté a favor, y sentí un orgullo enorme de abrir una puerta, de nuevo, mundana y aburrida, a la celebración del reconocimiento de identidades sexogenéricas variantes.

Parte del por qué mi participación en el Parlamento de Mujeres de la CDMX tiene que ver con visibilización y reconocimiento de comunidades vulneradas; esta fue la primera vez en el ejercicio que pude convertir en acción mis intenciones, pero sé que no será la última.

Jan de la Rosa es feminista y parte del primer Parlamento de Mujeres instalado en la Ciudad de México desde enero de 2019 y hasta agosto próximo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

La Prohibida |Foto: @criszis y @carlosrugal_photo en Instagram

Hace “Ruido” en México

CDMX 21MAY2019.- En todas las épocas existen muchos distractores. Los millennials no son los únicos ...

Enrique Peña Nieto con  César Casas Ferrer, empresario gay | Foto: Internet

Homofóbico y sangriento sexenio de EPN

CDMX 18MAY2019.- En el marco del Día Nacional de la Lucha en Contra de la ...