lo último
Foto: Notimex
Foto: Notimex

En tiempos difíciles nuestros corazones laten en sincronía

Por @alexmaza85

Nuevo León 29SEP2017.- Hola mis amores bienvenidos a otra columna sobre mi vida y mi día a día homoparental en México, para ser más específicos en Monterrey, Nuevo León.

Primero que nada quiero tomar un momento para reflexionar y hacer una pausa en el camino después de lo sucedido la semana pasada, ese sismo del 19 de septiembre que sacudió a la Ciudad de México así como los corazones del país entero y que a su vez entre tanta destrucción y tristeza mostró de qué estamos hechos los mexicanos: compasión, solidaridad y amor al prójimo.

Quiero que tengamos en nuestros corazones a todas las personas que perdieron su vida a raíz de este terrible evento; niños, adultos, personas gravemente heridas, personas que lo perdieron todo.  #noestamossolos

Como papá me llega mucho el tema de niños, me causa una devastación inmensa pero a su vez me deja ver una vez más la fragilidad de nosotros como seres humanos, un día estamos y al día siguiente ya no, esto me hace valorar mucho especialmente a las personas que están alrededor de nosotros y que usualmente damos por sentado que siempre estarán ahí con nosotros, tomarme el tiempo para darle a mi hija ese beso antes de que se vaya a la escuela, abrazar a mi esposo muy fuerte antes de irme a trabajar, llamar a mi mamá para decirle que la adoro, hablar con mis mejores amigas para saber si están bien, se me podrían ocurrir tanta cosas que vinieron a mi mente después de esto.

Creo que para todos los mexicanos es un sentir como de luto o como cuando pasa algo terrible y quedas adormecido y piensas que es una pesadilla, poco a poco, día con día mas sintiéndote menos adormecido hasta que te das cuenta que debes seguir funcionando en mente y cuerpo porque el mundo está girando y todo a tu alrededor lentamente está tomando su curso, el trabajo, la escuela, la vida, obviamente sin olvidar todo lo sucedido y teniendo en mente que algo así puede pasar en cualquier momento, pero sobre todo guardando mucho respeto.

Yo nací en 1985 así que solo conocí el sismo del mismo año por las noticias y algunas fotos, pero principalmente por las personas que han contado lo que vivieron ese día a sus hijos, nietos y quizás bisnietos.

Se ha hablado tanto de los temas de estructuras, que si todos los edificios deberían estar preparados para un sismo de esa o mayor magnitud etcétera, creo que la naturaleza es impredecible así tal cual.

Después de 32 años no olvidamos y lo volvimos a vivir como pueblo mexicano, unidos en solidaridad.

Esta columna está dedicada con todo mi corazón a las personas que a causa de este trágico evento ya no están con nosotros, niños, adultos, personas, nunca olvidemos la fragilidad del ser humano ante situaciones incontrolables por causas de la naturaleza. Un gran abrazo solidario a mi gente de Nuevo Laredo, Tamaulipas, mi ciudad que al igual que Querétaro están sufriendo grandes estragos por as lluvias e inundaciones que están sucediendo, los quiero mucho y ánimo.

Los espero la próxima semana con mucho cariño y estamos juntos México.

Por Alejandro Maza, hombre gay, esposo y padre de familia

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Call Me By Your Name (Imagen: Especial)

Golden Globes llama a los gays

Estados Unidos 11DIC2017.- Últimamente ya nadie se sorprende con una cinta que cuente la historia ...

María José Flores Serrano, de sombrero blanco (Foto: Megalópolis)

Preparan candidatos LGBT en Puebla

Puebla 11DIC2017.- El PRD ya prepara candidatos LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans) para contender en las ...