lo último
Martha Álvarez (Foto:  Mauricio Alvarado / El Espectador)
Martha Álvarez (Foto: Mauricio Alvarado / El Espectador)

Pedirá Colombia perdón a lesbiana

Colombia 06DIC2017.- Hace 23 años las autoridades penitenciarias y la justicia le negaron a Martha Álvarez Giraldo la visita conyugal en una cárcel de Colombia.

La mujer lesbiana fue detenida y condenada por asesinar a su hermano. Ya en reclusión reclamó el derecho a la visita íntima de su novia. El Estado le negó la satisfacción de esta necesidad humana por “razones de seguridad, disciplina y moralidad”, argumentaron.

Ella protestó contra las autoridades colombianas y denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de eso ya tiene más de 21 años.

Álvarez Giraldo pasó 10 años en prisión, desde 1994, sin poder disfrutar de contacto sexual con su pareja. En ese entonces contaba con 35 años de edad.

Después de una batalla legal salió libre y pudo vivir su sexualidad. Ahora con 58 años de edad, recibirá una disculpa formal por parte de las dependencias públicas Minjusticia e Inpec, pues violaron sus derechos sexuales.

Martha se fue de Colombia y actualmente trabaja como técnica de farmacia en Boston, Estados Unidos. Este martes viajó a Bogotá para asistir a un acto oficial el día de hoy en la cárcel “El Buen Pastor”, disculpa gubernamental sin precedentes.

Martha Álvarez en la época de su detención (Foto: El Espectador)

Martha Álvarez en la época de su detención (Foto: El Espectador)

Una lesbiana en Colombia

Desde los 12 años de edad Martha Álvarez Giraldo se dio cuenta que le atraían otras mujeres, comenzó a relacionarse amorosamente lo que derivó en rechazo social y en amenazas de “violación correctiva” por parte de algunos varones de su pueblo, Santuario.

A los 19 años de edad dejó Colombia. Regresó en 1993 y un año después se vio involucrada en el homicidio de su hermano. Fue condenada a 34 años de cárcel, mismos que se redujeron a 20 gracias a la reforma penal del año 2000 y que terminaron siendo casi 10 por buena conducta. Durante esos años Martha convirtió su encierro en una lucha por los derechos humanos.

Cuando llevaba dos años de relación con su novia, la joven pidió la visita íntima y la Fiscalía la aprobó. Sin embargo, el director de la prisión se negó a concederla calificando la solicitud de “bochornosa” y “denigrante”. Martha interpuso un instrumento jurídico, que en dos instancias fue negada y la Corte Constitucional nunca revisó.

Pidió apoyo a la Red Nacional de Mujeres, Colombia Diversa y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional,y así fue como su caso llegó hasta la CIDH el 18 de mayo de 1996 para pedir que las lesbianas en prisión no fueran discriminadas y que se les respetara la visita íntima.

Con información de ElEspectador 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Call Me By Your Name (Imagen: Especial)

Golden Globes llama a los gays

Estados Unidos 11DIC2017.- Últimamente ya nadie se sorprende con una cinta que cuente la historia ...

María José Flores Serrano, de sombrero blanco (Foto: Megalópolis)

Preparan candidatos LGBT en Puebla

Puebla 11DIC2017.- El PRD ya prepara candidatos LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans) para contender en las ...