Alcalde Víctor Aguilar en su boda con la caimán (Foto: EFE)
Alcalde Víctor Aguilar en su boda con la caimán (Foto: EFE)

En México los heterosexuales ya se casan con animales

Oaxaca 24JUL2017.- Mucho se ha dicho que si se legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo en tal o cual lugar después vamos a querer legalizar el matrimonio con animales, como delfines o cabras. Bueno les tengo una noticia y me temo que es bastante atrasada. 

El viernes 31 de junio, Víctor Aguilar, alcalde de San Pedro Huamelula, Oaxaca, se casó con una caimán, “la niña princesa”, le llaman. Sí ya fue hace casi un mes y ni el Frente Nacional por la Familia (FNxF) ni Juan Dabdoub, dijeron nada al respecto.

No estoy seguro si esto entra dentro del concepto de zoofilia pues no me consta que se haya consumado… la unión. Es pertinente aclarar que en Oaxaca no es legal el matrimonio entre animales y humanos.

En realidad se trató de un ritual que tiene su origen en la tradición de los pueblos huave y chontal, cuando en la época precolombina se disputaban tierras dentro de lo que hoy conocemos como el estado de Oaxaca.

Llegó el momento en que la hija del rey huave y el hijo del rey chontal se enamoraron, y aunque no fue del agrado de los dos jefes, pudo más el amor. Dice la leyenda que los huaves tenían el poder de convertirse en cualquier animal que ellos quisieran, y siendo así, la princesa llegó (convertida en caimán) atravesando el río Huamelula, para casarse con su amado, y poner fin a la guerra”, explicó Juan Espinosa a la agencia EFE.

Pues bien, desde hace algún tiempo le corresponde al alcalde escenificar dicha leyenda para preservar la tradición y el sentimiento de comunidad entre huaves y chontales.

El alcalde detalló que los “mareños”, como llaman en Huamelula a los huaves, le buscan al lagarto una madrina, que se encarga de confeccionarle su ropa típica de la región, e incluso lo llevan a la Iglesia de San Pedro Apóstol, donde los sabios del lugar bautizan al animal con el nombre de la esposa del alcalde en turno.

Este año le tocó llamarse Ema Narváez Muñoz, como la esposa del alcalde Víctor Aguilar, quien participa por primera vez en el festejo.

El bautizo se llevó a cabo el jueves y el viernes 31 de junio la “niña princesa” o “princesa lagarto” llegó a la ceremonia vestida ya de novia, con un listón apropiadamente blanco atado en torno al morro, para evitar cualquier accidente.

La escenificación, que forma parte de las fiestas patronales anuales de Huamelula, se realiza desde que se construyó la Iglesia de San Pedro Apóstol hace alrededor de 500 años, e incorpora ya elementos cristianos pese a los orígenes prehispánicos de la tradición.

Ahora es solamente representación pero en otros tiempos tuvo que tener algo de realidad. Ahorita es más la convivencia, toda la algarabía, mucha risa. Ese es el chiste (mérito) de la fiesta”, declaró Espinosa.

Redacción de CGL con información de EFE

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

49ers de San Francisco (Foto: Kyle Terada-USA TODAY Sports)

Una lesbiana entrena jugadores de la NFL

Estados Unidos 23AGO2017.- El futbol americano profesional es uno de los ambientes más difíciles para ...

Joumana Haddad, poeta y periodista libanesa (Foto: Especial)

Menos Facebook y más libros: periodista Joumana Haddad

Ciudad de México 21AGO2017.- El auditorio del Museo Tamayo estaba abarrotado, el público, compuesto en ...