"Arrimones" en el Metro de la Ciudad de México (Foto: Especial)
"Arrimones" en el Metro de la Ciudad de México (Foto: Especial)

Machos por un “arrimón”

El día de hoy 27 de febrero del 2017, me sorprendió leer una “noticia” en distintos sitios de información periodística, en los que se difundió una convocatoria al “Arrimón Masivo”. Efectivamente señoras y señores, no se trata de una manifestación para expresarnos en contra de alguna de las múltiples problemáticas que nos aquejan, todo lo contrario.

Ustedes tal vez me digan: “Oye Cristian, a ti por ser un varón homosexual ¿no te gustan los arrimones?”. Pues una cosa es lo que a cada quien nos guste y nos haga sentir plenos, y otra muy distinta es promover la violencia de género, invisibilizando el preocupante fenómeno del acoso sexual hacía las mujeres en el transporte público.

En el lenguaje urbano hay muchos códigos que promueven la interacción respetuosa de las y los habitantes de ciudades tan grandes como la capital de México. “Ligar” o “coquetear” en el transporte público puede ser una cuestión que algunos dominan pero también es cierto que a otros los convierte en temibles acosadores que se cobijan en los “usos y costumbres” más arcaicos para molestar al prójimo, en particular a las mujeres.

México puede sentirse avergonzado por contar con una “tradición” machista ampliamente aceptada en todos los niveles sociales. Desde pequeños nos enseñan que las mujeres son inferiores y que podemos violentarlas. Son pocos los hombres que se dan cuenta que estas enseñanzas son nocivas para las mujeres y para los mismos miembros del sexo masculino.

Para muestra tenemos el “Arrimón Masivo”, convocado por un grupo de débiles mentales que creanme lo que les digo, no admitirán que están en un error.

En el evento de Facebook fechado para el 4 de marzo, se expone una imagen que es más clara que el agua del Caribe. Son dos símbolos gráficos, uno representa a una mujer inclinada hacía enfrente, en señal de sumisión, mientras que la otra representa a un hombre con el miembro viril erecto, sometiendo a su víctima con toda tranquilidad.

Las imágenes hablan más que mil palabras. El machismo es una conducta tan arraigada que a veces no nos damos cuenta que la cometemos. Es muy importante más que señalar y difundir este tipo de eventos, condenarlos e impedir que sigan sucediendo.

Las autoridades capitalinas, que tantas acciones por la igualdad de género han impulsado, y que incluso acogieron este fin de semana el evento internacional “Ciudades por la Igualdad de Género” , deberán poner también el ejemplo ahora.

Espero que hagan algo para detener este tipo de manifestaciones de violencia contra las habitantes de la Ciudad de México, quienes todos los días viajan en el Metro, Metrobus, micro o camión, para estudiar o trabajar, y lo que menos quieren es enfrentar a un grupo de machos, sus asesinos en potencia.

Desde hace décadas luchamos por cambiar la “cultura machista” pero cómo lo lograremos si seguimos promoviendo conductas nada inocentes, como violar el espacio vital de otra persona.

La educación juega un papel importante en este cambio, en nuestros hogares y escuelas es nuestro deber enseñar a nuestros hijos a respetarse entre sí, pero también en el lenguaje público debemos mostrar una clara postura de rechazo hacia el acoso, la violencia verbal o física y por su puesto enseñar que un “arrimón” puede ser el inicio de una forma de vida deleznable.

Finalmente, como hombre gay y habitante de la Ciudad de México, condeno cualquier tipo de “propaganda machista”, que ponga en riesgo el desarrollo optimo e incluso la vida de las mujeres, niñas, jóvenes, personas trans, de la tercera edad, y por supuesto todas las poblaciones LGBTTTI (Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transgénero, Transexuales, Travestís e Intersexuales).

A los medios de comunicación, les pido que reflexionen sobre hacer eco de este tipo de convocatorias pues un like o una risa descarada de sus lectores, no vale tanto la pena. Imaginen señores editores o redactores, cómo se sentirían si estuvieran del otro lado de la noticia.

Escribió Cristian Galarza, bloguero y defensor de los derechos humanos. 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Niños en el colegio (Foto: EFE)

Por ley, enseñarán a los niños que “amor es amor”

España 18SEP2017.- La próxima semana se debatirá finalmente la primera Ley de Igualdad LGBT en el ...

Alejandro Maza (Foto: Cortesía)

Ni con mujeres ni con hombres ¿Dónde encajamos?

Nuevo León 18SEP2017.- Después de algunos años de estar en Monterrey donde hemos hecho grandes ...