Foto: Especial
Foto: Especial

La importancia de asumirse lesbiana

Por @rp_fas

Guadalajara 26OCT2017.- Partiendo de la frase “Lo que no se nombra, no existe”, quise dedicarle estas líneas a sumar y encontrar las claves sociales y políticas;  ya que al nombrarnos Lesbianas existimos, rompemos esquemas, somos incómodas para el estado, hacemos a un lado el régimen heterosexual impuesto que encuadra a la mujer como el complemento de el hombre.

Somos mujeres, lesbianas y no solo votamos también hacemos política. Después de siglos de invisibilidad,  elegimos con quien irnos a la cama, decidimos si queremos tener hijos o no, y escogemos vivir en modo mono, bi ó poli amoroso.

Para poder ejemplificar un poco la idea anterior podemos pensar en 20 personajes gays de la historia y de los últimos tiempos que destaquen en la música; escritores, artistas, etc., pero pensar en 20 lesbianas de la misma forma cuesta mayor trabajo, puesto que el homosexual ha logrado visibilizarse y son cada vez mas notorias y recurrentes sus presentaciones públicas, sin embargo con las mujeres lesbianas no ocurre de la misma forma por la invisibilidad que hemos  venido arrastrando desde siglos atrás, he ahí la importancia de asumirnos Lesbianas y nombrarnos.

Es por ello que el tan mencionado LGBT, inicia con la sigla L de lesbiana, por aquellos siglos de invisibilidad que reciamente hemos querido combatir y concluir.

Nuestras ancestras, luchadoras sociales, activistas nos han enseñado que las manifestaciones no pueden ser esporádicas ó momentáneas, sino que para generar verdaderos cambios y romper con los sistemas impuestos, o esas ideologías sin base que parecen más fanatismos y construcciones patriarcales conservadoras y hasta misóginas, tampoco se resuelven de un día para otro, la lucha es diaria y constante, comienza con nosotras mismas con aceptarnos, con cuestionar el régimen en que vivimos, la cultura, lo que nos rodea y el como fuimos educadas para así poder romper con patrones negativos.

Asumirnos para poder visibilizar nuestras demandas y necesidades, de salud y políticas públicas, educativas, la aplicación correcta de nuestros derechos humanos, leyes congruentes y acorde a  dichas necesidades sociales, derechos políticos, sexuales y hasta reproductivos que nos permitan formar y gozar de un México progresista y un mundo libre de lesbofobia.

En lo personal, asumirme como Lesbiana no fue un proceso sencillo, pues era más fácil incluirme en la palabra gay, y lo consideraba un término mucho mas aceptable, quizá menos controversial.

Era muy joven y tenía muchos miedos. Ahora puedo decir que es un orgullo ser Lesbiana, me gusta ser nombrada, me gusta ser mujer, y haber vivido este proceso de asumirlo fue una experiencia extraordinaria, sobre todo por lo que conlleva el sumarme a ese porcentaje social que se hace cada vez mas visible ante la sociedad y que de alguna manera busca la igualdad y la no discriminación en este país.

Por Fascinación Jiménez, defensora de los derechos humanos

8cG9mqWJ_400x400

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Fiesta gay (Foto: Especial)

Tragos gratis para gays con penes de 20 centímetros

España 21NOV2017.- El ambiente gay en Madrid tiene fama internacional, se le considera una de ...

Universitarios de la IBERO (Foto: Eulit Gregorio López/IBERO )

Gays buscarán “reeducar” a las universidades mexicanas

Ciudad de México 21NOV2017.- Distintas asociaciones civiles y grupos LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans) universitarios, ...