Sebastián Zurita, Mariana Treviño, Christopher Uckermann y Camila Sodi (Foto: Especial)
Sebastián Zurita, Mariana Treviño, Christopher Uckermann y Camila Sodi (Foto: Especial)

Cómo cortar a tu patán y seguir en la heteronorma misógina

Ciudad de México 19OCT2017.- “Cómo Cortar a tu Patán” es una película mexicana que en su primera semana de exhibiciones se ha convertido en una de las mas taquilleras del año.

Cinematográficamente hablando, es tanto o más inepta que “Ladies Night”, la anterior peli de Gabriela Tavagliani, quien utiliza desde entonces como opción estética al comercial de la tele, a las estrellas televisivas (dos de ellas vienen de una telenovela mediocre), al catálogo de locaciones choteadas (como las colonias Condesa, Santa María, Centro), a la musiquita pop más olvidable, y al arte basado en neones y Pantones utilizados por Almodóvar en sus películas de la última década.
A nivel guión sigue desconociendo la importancia y los resortes del género. Olvida que primordialmente se debe partir de premisas serias que se destruyen a través del humor absurdo y viceversa.
Si bien está lleno de puntadas (todas verborrágicas) muchas de estas socavan la construcción e inteligencia de los personajes y aunque el reparto es mucho menos hígado que en su película anterior, este no puede hacer nada con un guión rabiosamente misógino (con mujeres cuya vida, plática y carreras giran alrededor de los hombres) y confuso en sus propias aseveraciones (el amor aquí es ponderado como lo máximo, aún a sabiendas que es el anzuelo de la explotación y el abuso que dicen combatir) y con un par de importantes piezas anecdóticas sueltas (entre otras, jamás se explica la razón por la cual un chico exitoso en su abuso machista de repente se obsesiona por el matrimonio).
La gente perdona tanta torpeza por la presencia de la gran y única Mariana Treviño, actriz extraordinaria todo terreno, quien merece no sólo el triple de sueldo -pues con su presencia «medio» saca a flote el producto del chambismo de por lo menos tres- sino ya un papel a su altura, aunque sea fuera de este país.
Esta película no hace mas que seguir demostrando lo lejana que se encuentra nuestra cinematografía de muchas realidades actuales (entre ellas la poca presencia de mujeres trabajando en el campo de la ficción y el lamentable estado de los personajes femeninos, generalmente escritos sólo para seguir confirmando la heteronorma y supremacía masculina). Del final con tinte medio homófono mejor ni hablar.
Sólo para fans de mi adorada Mariana Treviño que vayan en plan de investigadores de los vericuetos de formación de una gran estrella de la comedia nacional en una industria machista.

Por Armando Mino, crítico de cine y especialista en escribir la verdad aunque duela.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Foto: Josué Cantorán

Lo difícil de ser lesbiana

Por @rp_fas Guadalajara 15NOV2017.- En un mundo lleno de desigualdad, en un México machista, hetero-normado, binario ...

Celebración en las calles de Sídney tras el triunfo del "Sí" al matrimonio gay (Foto: William West / AFP)

“Sí acepto”: Australianos votan a favor del matrimonio gay

Australia 14NOV2017.- Australia avanzó hacia la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo al ...