Alejandro Brito y Rafael Barajas "El Fisgón"  (Foto: Maritza Ríos/ Secretaría de Cultura de la CDMX)
Alejandro Brito y Rafael Barajas "El Fisgón" (Foto: Maritza Ríos/ Secretaría de Cultura de la CDMX)

Aún seguimos en un México “mocho”: El Fisgón

Ciudad de México 06MAR2017.- A quinientos años de la conquista, los cánones y comportamientos sexuales impuestos por la iglesia católica aún siguen vigentes en la vida íntima de los mexicanos, aseguró el reconocido caricaturista Rafael Barajas, El Fisgón, durante la presentación del catálogo de la exposición ¡Que se abra esa puerta! Sexualidad, sensualidad y erotismo, en la 38 Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

Acompañado de Alejandro Brito, también autor y curador de la muestra —que se exhibe hasta el próximo 13 de marzo en el Museo del Estanquillo—, y de la dramaturga Jesusa Rodríguez, el monero recordó al público el interés de Carlos Monsiváis por el tema de la sexualidad en México, cuyos resultados se pueden observar en las más de 350 obras que componen la muestra y el catálogo.

Carlos veía en la cultura una forma de avanzar socialmente. La iconografía del tema  muestra el peso que ha tenido la iglesia en la historia de la vida íntima de los mexicanos. Patrones de conducta que todavía no nos acabamos de sacar, que todavía nos pesan y que todavía nos marcan a nivel profundo y a nivel íntimo”, expresó Barajas.

Recordó los orígenes de esta sexualidad desde la conquista y el periodo colonial, en el que  aseguró se fomentó la abstinencia, la reclusión, el encierro, la autoflagelación, la culpa y la penitencia, ante la incapacidad de ejercer la libertad sexual que hoy en día se ha logrado con la lucha del movimiento Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (LGBTTTI).

“La Nueva España era tierra de reventón para los españoles, donde las mujeres eran vistas como parte del motín”, expresó el monero en el Salón Bernardo Quintana, “la sociedad estaba muy estratificada pero la mezcolanza se dio y esto obviamente nos habla de cómo se ejercía la sexualidad en aquella época”.

“La sociedad mexicana sigue siendo mocha”, aseveró el dibujante y recordó a una de las mentes más brillantes de la Nueva España, Sor Juana Inés de la Cruz, “quien fue recluida en una orden por intentar acceder al conocimiento”.

Para mostrar los avances que socialmente se han alcanzado con los derechos sexuales, recordó también la relación abierta que tenían los pintores Diego Rivera y Frida Kahlo, así como la homosexualidad asumida por los escritores mexicanos Salvador Novo y Xavier Villaurrutia.

En su oportunidad, Jesusa Rodríguez, enfatizó que la sexualidad en México es una práctica oculta: “Esa es la sexualidad en México: cógete a quien quieras pero que no se sepa y ya con eso nos quedamos tranquilos”, y señaló que por el contrario, el mexicano debe liberarse para dejar atrás diversos problemas sociales como la desigualdad, la discriminación y los feminicidios.

El problema es una iglesia queriendo controlar el cuerpo tanto de hombres como mujeres, utilizando a las mujeres como su chivo expiatorio para mantenerse. La sexualidad del mexicano tiene que abrirse porque si no no vamos a poder con la violencia que eso desata. El límite de la sexualidad es la libertad”, compartió la dramaturga.

Por su parte, Alejandro Brito detalló que la muestra busca realizar una breve crónica visual de esos usos y costumbres sexuales siguiendo las reflexiones que Carlos Monsiváis encontró en piezas como litografías, grabados, fotografías, dibujos, novelas, historietas, películas, obras de teatro, poesía lírica y canciones rancheras, hasta crónicas periodísticas y la nota roja.

Es la crónica de una derrota: de la bancarrota moral de la iglesia católica mexicana en su intento por normar las creencias y conductas sexuales de la población a partir de sus dogmas doctrinarios, a lo que hoy se apunta  como un proceso de conquista de derechos”, expresó Brito ante un público de hombres y mujeres de diversas edades.

“Lo que debemos hacer es ser actores, actores de nuestra historia íntima y dejar atrás el modelo cristiano de la sexualidad, cuyo pilar es el control de la sexualidad femenina. Debemos alcanzar la libertad de decidir sobre el propio cuerpo y sobre la vida sexual y amorosa según los dictados de la propia conciencia”, concluyó el activista.

El catálogo, publicado por Educal en coedición con la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, incluye textos de Alejandro Brito y Rafael BarajasEl Fisgón, curadores del montaje, así como del propio Monsiváis. La muestra está organizada en núcleos como No es por vicio ni por fornicioVariedades del México freudiano y Del encierro de Sor Juana al movimiento feminista.

172185440_e146abbf5f

Caricatura de “El Fisgón”

Caricatura de "El Fisgón"

Caricatura de “El Fisgón”

Con información de Boletín

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Foto: Josué Cantorán

Lo difícil de ser lesbiana

Por @rp_fas Guadalajara 15NOV2017.- En un mundo lleno de desigualdad, en un México machista, hetero-normado, binario ...

Celebración en las calles de Sídney tras el triunfo del "Sí" al matrimonio gay (Foto: William West / AFP)

“Sí acepto”: Australianos votan a favor del matrimonio gay

Australia 14NOV2017.- Australia avanzó hacia la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo al ...